EL AISLAMIENTO DE FACHADAS

Las fachadas de una vivienda han de estar bien aisladas para evitar las perdidas energéticas y aumentar el confort en su interior.

El Aislamiento de las fachadas en las viviendas

La fachada es el muro de una vivienda que da al exterior. Para el adecuado aislamiento lo primero hay que verificar el estado de la fachada, que no existan fisuras o grietas, así como el estado de las hojas de fachadas, del ladrillo caravista si lo llevara, o de los tabiques exteriores e interiores y su capacidad portante. También es importante verificar la existencia o no de instalaciones, eléctricas, de fontaneria, etc. por el interior de la fachada. Es por ello un trabajo que debe ser realizado por profesionales con experiencia.

aislamiento de fachadas

Técnicas de Aislamiento de una Fachada

El aislamiento de una fachada se puede realizar mediante diferentes técnicas:

Aislamiento Térmico Exterior o SATE

Los sistemas de aislamiento térmico exterior son un conjunto de soluciones constructivas que afectan a la cara exterior, o envolvente, de los edificios y les proporciona aislamiento térmico y acústico y acabado exterior.

Aislamiento Insuflado

Esta técnica de aislamiento se realiza cuando hay cámara de aire, algo muy habitual en las viviendas construidas a partir de los años 60 hasta nuestros días. En este caso, mediante unas perforaciones en el ladrillo caravista o en el tabique exterior se insufla el material aislante y posteriormente se cierra cuidando mucho el acabado de la fachada, tanto en la textura como en tonos de color, para que no se aprecie la intervención. El aislante rellena completamente la cámara de aire, dejando un manto compacto y sin fisuras, que aisla por una parte, e impide la circulación de aire del exterior por la cámara.