EL AISLAMIENTO DEL SUELO

El aislamiento de los suelos es muy importante para alcanzar un buen confort en la vivienda.

El Aislamiento de los distintos tipos de suelo

En viviendas existentes hay que ver que tipo de suelos se ha ejecutado para ver la posibilidad de aislar un suelo a posteriori, como es habitualmente nuestro trabajo. No todos los tipos de suelos se pueden aislar de una manera rápida y efectiva. La técnica más habitual es el Aislamiento Insuflado, es decir, la inyección de material aislante a granel mediante unas perforaciones practicadas en el mismo suelo. Es la única técnica que permite aislar el suelo sin desmontarlo.

aislamiento del suelo

Suelos en Edificios con Estructura de Madera

También es una solución efectiva para suelos en edificios con estructura de madera, donde el suelo también es tarima y presente una amplia cámara de aire que se puede insuflar con nuestra técnica habitual.
Las perforaciones en estos tipos de suelos de tarima de madera se hacen cuidadosamente para que el cierre posterior quede perfectamente integrado.

Suelo de Tarima de Madera

La situación ideal es que el suelo presente cámara de aire por debajo, como puede ser un suelo de tarima de madera sobre rastreles. Mediante la técnica del insuflado se realizan cuidadosas perforaciones a través de las cuales se introduce el material aislante.

Insuflado de Distintos Tipos de Materiales Aislantes

En función del tipo y del espesor de la cámara de aire se puede optar por el insuflado de distintos materiales, para reducir el número de perforaciones y la máxima difusión del material.