PREGUNTAS FRECUENTES

Tu vivienda está mal aislada del frío si, obviamente, tienes frío en invierno, incluso con la calefacción encendida. O bien si cuando enciendes la calefacción nunca se alcanza la temperatura de consigna. O cuando la calefacción se apaga la casa se enfría rápidamente.
Tu vivienda está mal aislada del calor si en verano sube la temperatura incluso con las persianas bajadas, cuando el sol incide en las paredes o en el tejado.
Tu vivienda está mal aislada del ruido si oyes excesivamente a los vecinos o ruidos de la calle.

Si quieres un hogar confortable la respuesta es por supuesto que sí. Además de la mejora en el confort térmico tendrás un hogar más eficiente, con lo que ahorrarás en calefacción y climatización. El coste total de la actuación suele ser bastante económico, con lo que es una inversión muy razonable.

El aislamiento de una vivienda habitada, es decir, ya construida, consiste en rellenar los huecos existentes con aislamiento. Esto es posible habitualmente porque la fachada está construida a doble tabique con un hueco en el interior que le llamamos la cámara de aire. También se pueden rellenar otras cavidades como falsos techos, tabiques de pladur, buhardillas, bajocubiertas y otras zonas.

El precio puede ser muy variable, dependiendo de las superficie, del volumen de material aislante necesario, así como otras consideraciones constructivas, como tipologías de los tabiques, techos, cajas de persiana, etc. Pero de forma general se puede decir que aislar un piso cuesta unos 1.100€, una vivienda unifamiliar unos 2.400€ y una vivienda independiente unos 3.000€. Es una inversión que se puede recuperar en el plazo de unos 3 años en ahorro en calefacción y climatización.

El aislamiento insuflado consiste en la introducción de aislamiento en las cavidades mediante transporte neumático, es decir, con aire a presión. En una primera fase, la máquina esponja el aislamiento, que originalmente viene en sacos compactos, para luego mezclarlo con aire a presión, que lo llevará mediante una manguera, al hueco o cavidad que pretendemos rellenar.

Se pueden aislar cámaras de aire de fachada, cavidades, falsos techos, tabiques de pladur, buhardillas, áticos, cubiertas de tabiques palomeros.

Disponemos de un amplio abanico de materiales, desde lana de roca o celulosa, hasta perlitas neopor, fibra de vidrio y fibra de madera. Hay que elegir el material adecuado para cada situación, para lo que deberá contar con un técnico de AISLAHOME que le recomendará.

Normalmente todas las viviendas pueden mejorar su aislamiento mediante un sistema u otro. Se trata de buscar la manera más económica y eficaz. El aislamiento mediante insuflado suele ser la manera más efectiva, rápida y económica de aislar una vivienda.

El primer y más claro beneficio es el confort. Ya sea confort térmico, frente al frío o al calor, o confort acústico, frente al ruido. En segundo lugar podemos hablar de ahorro, ya que una vivienda bien aislada consume menos energía tanto para calentarla con calefacción como para enfriarla por refrigeración.

Hay varios tipos de humedades, las más comunes son las humedades por condensación. En este tipo de humedades se produce la condensación del vapor de agua del ambiente al tocar una superficie fría como puede ser una pared o un techo. A la temperatura a la que condensa el agua se le llama temperatura de rocío. Esto quiere decir que al aislar la superficie en cuestión, al no enfriarse tanto, no alcanza la temperatura de rocío, por lo que se evita la condensación.

La respuesta a esta pregunta es muy variable ya que depende del tipo de vivienda, ya sea piso, casa adosada o casa independiente, y de las superficies a aislar. Pero nuestra experiencia nos dice que el ahorro puede ir desde un 20%, que sería un piso con una fachada al exterior, hasta un 55% que podría ser una vivienda independiente a la que le hemos aislado fachadas y bajocubierta.

REALIZA UNA CONSULTA

Al enviar aceptas nuestra política de privacidad