Humedades por condensación

Humedades por condensación en las paredes de una vivienda

La condensación es la presencia de humedades y agua en las paredes o ventanas.
Una familia de 4 personas produce aproximadamente 11 litros de agua al día debido a la respiración, las duchas, la cocina, etc.
La condensación se debe al contacto del aire interior, caliente y cargado de vapor, con una superficie fría. Las condensaciones aparecen principalmente en otoño y en invierno, se ve en cristales y paredes frías. Esto provoca un deterioro en las condiciones de habitabilidad, proliferando las colonias de hongos (como el Penecillium, Aspergillus, Alternaria y Cladosporium entre otros) que se extienden en las superficies frías. Estos hongos son muy peligrosos pudiendo producir rinitis, asma bronquial, asma por alergia, neumonitis de hipersensibilidad y conjuntivitis.

Las señales que nos deben alertar son las siguientes:

  • Humedades en las paredes.
  • Vaho en las ventanas por la mañana.
  • Moho en pilares y paredes.

¿Qué hacer para evitar las condensaciones?

  • Aislar las zonas afectadas como paredes, cubiertas, forjados y pilares, contando con nuestra colaboración. Así se evitan las superficies frías que facilitan la condensación.
  • Ventilar la casa regularmente, intentando que la humedad en su vivienda no sea superior al 60%.
  • Limpiar los hongos con lejía. Limpiar en ocasiones si es necesario, a veces no es posible y hay que deshacerse de papeles decorativos, telas o muebles contaminados.
  • Evitar tender la ropa dentro de la vivienda o evitar utilizar una secadora dentro de la vivienda.

La zona donde se produce la condensación, que esta con tono oscuro, coincide con la zona más fría según indica la cámara termográfica.

La zona donde se produce la condensación es la zona fría

Humedades por condensación en las paredes de una vivienda
2 (40%) 2 votes