ROTURA DE PUENTE TÉRMICO

El correcto aislamiento de los puentes térmicos es un factor decisivo para evitar las humedades por condensación.

¿Qué es un puente térmico?

Un puente térmico es un elemento constructivo: viga, pilar y canto de forjado principalmente, que no está aislado del exterior. Son puntos débiles en la envolvente térmica de los edificios, que están fríos, y además de enfriar la vivienda, puede condensar el vapor de agua y generar la aparición de moho.
Aislando los puentes térmicos evitamos que se produzca condensación y por tanto aparición de moho.

¿Cómo se aisla un puente térmico?

Un puente térmico se aisla forrando la superficie con materiales aislantes. La forma más habitual es mediante planchas rígidas de aislamiento (EPS o XPS, es decir, porexpan o poliestireno extruido) que se van fijando a la pared, y que va acabado con una placa de yeso laminado (PYL o Pladur) o cartón-yeso. La superficie queda lisa y lista para pintar. Existen otros métodos que hay que valorar en cada caso concreto.

¿A qué se le llama rotura de puente térmico?

La rotura de un puente térmico es el aislamiento del puente térmico. De esta forma se consigue romper la conductividad del exterior de la vivienda con el interior.

puente-termico-sin-aislamiento

Puente térmico sin aislamiento. El pilar transmite del frío al interior provocando la aparición de humedades.

puente-termico-aislado-mediante-planchas-de-aislamiento

Puente térmico aislado mediante planchas de aislamiento. El pilar ya no transmite el frío del exterior.